logo

Y otro Tejo de vivero, y van tres…

Hola compañeros, hoy volvemos a la carga con otro de mis tejos de vivero.

Este concretamente lo estoy modelando desde el año 2004, y como en anteriores veces es un plantón de vivero.

En aquella época compramos varios ejemplares de esto tipo, que hemos ido trabajando a lo largo de los años, y sobre todo nos han servido para aprender.
Insistimos en esto, pues como solemos decir, no todo debe ser yamadori, creemos que para aprender con un material de este tipo es mas que suficiente.
Animamos a los compañeros de la Escuela de Iniciación a soltar mano con este tipo de material.

Aquí podemos ver la primera foto que tenemos de este árbol, antes de empezar a trabajarlo

El primer trabajo que le realizamos, fue en Febrero del 2004.
Nos centramos en la selección de las ramas con las que formaríamos la estructura principal del árbol, poda del resto de ramas innecesarias, limpieza del tronco, y creación de un Shari en la base del tronco, aprovechando que habían algunas heridas de antiguas podas.
Aprovechamos el momento y alambramos y colocamos la ramificación principal que hemos dejado.

Lo siguiente que hicimos, fue un transplante.
Lo que pretendíamos, era favorecer un buen cultivo, eliminando el viejo y degradado substrato por una mezcla de akadama y volcánica al 50%, que favoreciera la creación de una buen sistema de raíces,

Al sacar el árbol de la maceta donde estaba, nos encontramos con una masa compacta de raíces, barro, turba y piedras.

Con paciencia, unos buenos palillos y agua a presión, conseguimos desenredrar las raíces.
El siguiente paso, el colocar el árbol, en una maceta de entrenamiento y añadir el nuevo substrato,  de akadama y volcánica al 50%,
Y asi dejamos el arbol, y a continuar su cultivo.
 
Las siguientes fotos son de 2007, no sé qué paso con las fotos de los años anteriores… lo siento.
Durante este tiempo, se ha dejado que el árbol se recuperara del transplante, y que fuera ganando volumen a base de pequeñas intervenciones en forma de pinzados.
También, le hemos cambiado el frente, y hemos creado un nuevo Sahari desde la base hasta un Jin que hicimos con lo que era la continuación del viejo tronco.
Y ha llegado el momento de un nuevo transplante.
Esta vez lo vamos a trasplantar a un tiesto  de bonsái,  aunque  no será el definitivo, pues aun estamos en fase de formar el árbol y usaremos un tiesto más grande del que será el definitivo.
En este trasplante, nos centramos en eliminar completamente todos los restos del substrato que traía del vivero, pues en el anterior, dejamos un poco, por miedo a que sufriera demasiado, ya que le podamos gran cantidad de raíces gruesas.
Las siguientes fotos son de unos meses después del trasplante.
Esta vez el arbol se ha recuperado mas rapidamente, seguramente pq esta vez el transplante fue menos agresivo, al eliminar poca cantidad de raices, y sobre todo al no tenern que eliminar ninguna raiz gruesa.
Limpiamos de nuevo el tronco, y volvemos a alambrar las ramas principales.
Poco a poco la estructura de las ramas  ya se va definiendo y se empieza a apreciar una bonita silueta de un árbol con formas suaves pero muy interesantes.
Uno de los puntos interesantes de este árbol es la madera seca que hemos creado en la base, y que continua con un Shari que recorre todo el tronco…
Otra perspectiva.
Otra vez, sigo sin tener fotos de los trabajos que se han ido realizando periódicamente, pero en resumen son pinzados y mas pinzados, con el objetivo de ganar volumen y aumentar la ramificación.

Y directamente pasamos a Febrero del año 2010.
Antes del trasplante lo podamos y limpiamos  todas las ramas innecesarias, aligerando mucho la estructura, pues lo veía muy pesado…
Bueno, la limpieza consiste en limpiar toda la hoja vieja, y cortar hasta donde tengamos brotes nuevos, así  también favorece la brotacion trasera.
Lo solemos hacer antes de que llegue  el invierno, o a finales de  este, un poco antes de la primavera.
En esta ocasión fue a finales de invierno y coincidiendo con el nuevo trasplante.
Como digo, lo veía muy pesado…no me terminaba  de convencer.

Aquí ya lo tenemos algo más limpito.
Cuando observamos que las nuevas yemas están apunto de abrirse, lo volvemos a trasplantar, esta vez a un tiesto más acorde con el diseño y la planta, y sobre todo un tiesto de calidad y más pequeño.
En esta ocasión, cambiamos la mezcla utilizada y usamos pomice y akadama al 50%.
Introducimos bien el sustrato…
Y bien saltamos otra vez en el tiempo hasta el 2012, soy un poco desastre con las fotos y se me pierden.

En estos dos años el modelado lo hemos cambiado ligeramente (pienso que así gana) aunque he respetado casi todas las ramas.
El diseño ya no es tan triangular, como antiguamente, le estamos dando más protagonismo a la parte izquierda y acortando la derecha, pensando que así gana más movimiento.
Aspecto actual del árbol, tras los últimos retoques realizamos.
Como podemos apreciar el árbol ha cambiado en estos 9 años, no?

Pues no solo el árbol, nosotros hemos aprendido mucho sobre esta especie, desde el cultivo, hemos probado con diferentes tipos de substratos, y diferentes combinaciones de substratos, hemos probado a quitar aguja vieja en diferentes periodos, todo esto nos ha ido enseñando a apreciar y saber trabajar mejor esta especie.
Ahora, pensamos que estamos en condiciones de poder trabajar tejos de mayor calidad y porque no pensar en tener un buen yamadori, con las garantías suficientes de que no se morirá en nuestras manos por falta de conocimientos…pero eso ya será tratado en otro articulo.
Aprovechando la publicación de este articulo, nos gustaría aclarar algo que nos están preguntando últimamente a través de redes sociales e mails.
La Escuela Bonsái Valencia, no es mas que un grupo de amigos, con ganas de seguir mejorando nuestra colección de árboles y divertirnos juntos mientras trabajamos.
Para ello, contamos con el Maestro Gabriel Romero y la escuela que hemos montado alrededor de él.
Debido a la baja de algunos alumnos tenemos plazas disponibles en la Escuela con Gabi.
Las clases se realizan una vez al mes, y siempre son los domingos durante todo el día. El coste suele rondar los 55 euros por clase.

Periódicamente vamos a ir contando con otros profesionales, y este próximo fin de semana, 9 y 10 de Febrero la Escuela Bonsái Valencia ha contratado a Luis Vila.

Interesados, en formar parte de la nuestro grupo o asistir a algunos de las clases: escuelabonsaivalencia@gmail.com
Importante.
La Escuela Bonsái Valencia, no obtiene NINGUN beneficio económico de estas clases.
  1. Pedro Caparrós Responder

    Gracias Alberto por ver de manera tan precisa los trabajos que le ido haciendo a esta planta.
    La verdad es que es muy gratificante ver el trabajo, (no siempre bien echo…pero trabajo.) en el tiempo y sus frutos.
    Este tipo de planta de vivero,es muy gratificante y cuando uno empieza y antes de lanzarse a la montaña, es un material estupendo.
    Otra vez gracias Alberto.
    Pedro Caparrós

  2. pascual melero Responder

    joer pedro un trabajo, muy completo en el tiempo , en el cultivo , y en el diseño de la estructura
    muy bien explicado todo , y bien montado .
    enhorabuena , siempre me han gustado tus tejos , todos!!

  3. puersbonsai Responder

    un trabajo para enmarcar un saludo

  4. Alberto Gimeno Responder

    Pedrito!!!
    Gracias a ti por mostrarnos esos arboles tan chulos que tienes en tu colección y sobre todo por mostrarnos su evolución.
    Yo estoy siguiendo tus pasos, llevo unos años cultivando unos tejos de viveros antes de ponerme a trabajar un Yamadori de Tejo, que ya tengo ganas, pero hay que ir poco a poco…

    A ver si el resto de compañeros de la Escuela se animan a publicar algún trabajito, que ya vamos teniendo material muy guapo.

  5. Ishi Kasai Responder

    Un trabajo impresionante. De un plantón de vivero has conseguido un ejemplar espectacular. Muy bien explicados los trabajos y la evolución.
    Un abrazo

  6. Juan Liñares Responder

    La verdad es que ha habido una evolución fantástica, sobre todo desde el 2.010 para aquí. Es como si afinases más la técnica o tus conocimientos de la especie en esta última etapa. Porque sabemos que es de vivero, que algún yamadori de esta especie he visto bastante peor que este.

    Saludos y a seguir con esos trabajos

Responder

*