logo

Una sabina que vino de Galicia – Segunda parte

Vamos a continuar mostrando los trabajos que le hicimos a esta sabina.
Aquí los pasos previos:
 
En el anterior articulo se hizo un comentario sobre el origen de esta sabina.
Obviamente esta sabina, es recuperada, es obvio y no lo vamos a negar. 
En esta afición hay muchas personas a favor y en contra del yamadori, yo tengo mi propia opinión al respecto y quien me conoce sabe de sobra que pienso. 
No tengo intención de entrar en discusiones sobre si esta bien o mal hacer yamadori, así que punto y final a este tema.



Volviendo al tema del articulo…
Y llegamos al 2014
 
Mayo 2014.
Empieza a mover con mucha fuerza, este año también promete que será de un fuerte crecimiento.
En la siguiente foto se puede apreciar como ha aumentado el volumen de verde en general.
Esta foto es de Diciembre 2013:
 
Mayo 2014:
Junio 2014. 
Nuevo taller con Vila y de volver a darle un apretón a esta sabina.
Esta vez vamos a dar un nuevo paso en su modelado. Primero repaso todo el alambrado mas grueso para ver si se esta marcando en algún punto y si es así, cortar, pues seguramente la rama permanecerá en su posición y si no lo hace, con un simple tensor la llevaremos a su sitio.
 
Luego comprobamos el estado de la sabina. 
Esta planta goza de buena salud, y continua brotando con su fuerza habitual.
 

 

En el trabajo de este taller, nos vamos a centrar en colocar el verde correctamente e ir creando palcos diferenciados entre si, pero den la sensación de unidad entre ellos. 
 
 
Para ello tengo que alambrar las puntas nuevas e ir colocándolas, es un trabajo de mas precisión q los hechos anteriormente en este árbol, pero a mi alambrar ya me gusta del carajo. Jejejeje.
 
Antes de empezar a  alambrar, Oliver me ayuda a ir aclarando un poco las masas que tienen mas fuerza.
Y tras una primera sesión de alambrado, toca pausa para comer, que aquí no perdonamos ni una.
Falta un par de compañeros que esta vez no han podido venir, Pedro y Juande Dios.
Voy marcándome ramas para ir avanzando poco a poco.
La rama debe tener una caída hasta el punto que se bifurque, desde la bifurcación hasta el extremo que es donde tiene el verde debe ser plano. Y luego el verde se debe dirigir hacia arriba…
Es un trabajo costoso pero al final le coges el ritmo y te enganchas.
Quien dijo que hacer bonsái era relajante??? Si te tomas el trabajo con alegría no solo relaja, sino que además si lo haces medianamente bien, al final te sientes orgulloso.
Este trabajo me lleva todo el finde semana, unas 18 horas mas o menos entre sábado y domingo.
Luis cada vez que pasaba por mi lado me iba corrigiendo, y me iba dando consejos y alguna que otra colleja, sobre el concepto de plano e inclinado, jejeje.
 
Cuando ya doy por colocado todo el verde, le toca al Maestro, repasar lo que yo he colocado, para  perfilar algunos detalles y darle su estilo final.
En general yo estoy contento con el resultado del árbol tras colocar yo todo el verde, es evidente que todavía me queda mucho por delante, y que es cuestión de practica, pero le voy pillando el ritmo.
Os muestro diferentes vistas del árbol, tras el trabajo de hoy.
Laterales:
 
Trasera:
Frente:
El trío calavera observando desde lejos es árbol en busca de algo que corregir, tres locos del Bonsái y tres locos por las sabinas.
Comentamos el futuro de este árbol y empezamos a plantear tiesto de cara al transplante de la próxima primavera.
El objetivo, es que en 2 o 3 años, este preparado para ser presentado en alguna exposición.
Y como todavía me queda un rato de taller, continuo con otro árbol, aunque este es mas pequeño.
Octubre 2014. 
Retiro todo el alambre que puse en Junio, pues en muchos sitios, sobre todo el de calibre mas grueso, ya se estaba marcando.
Elimino también la rafia que puse en diciembre del 2013.
Y poco mas, el cultivo durante este tiempo ha sido correcto, y ha hecho que el árbol siga creciendo como toca.
Muchas ramas, al quitarle el alambre, han perdido la forma, pero es normal, además los nuevos brotes apenas se han tocado durante esta temporada, para ir ganando volumen.

 

Un pequeño resumen.
Espero que os gusten y que dejéis algún comentario sobre el trabajo.


 
Y en la próxima entrega los trabajos que se realizaron durante el 2015.
  1. jose antonio Responder

    Esa Sabina es muy guapa, la verdad.
    Ya hay ganas de verla en una buena maceta!!!

  2. Unknown Responder

    Joder Alberto yo quiero una así!!! Regalamela jajajaja

  3. Unknown Responder

    Joder Alberto yo quiero una así!!! Regalamela jajajaja

  4. Alberto Gimeno Responder

    En el próximo articulo ya la veras en maceta.

  5. Alberto Gimeno Responder

    Es toda tuya 😉

  6. Juan Liñares Responder

    Esta evolucionando muy bien, seguro que no hará falta esperar demasiado hasta verla en alguna exposición. Espero por la última entrada de la serie, no estás creando adicción, jejeje.

    Un abrazo

  7. Alberto Gimeno Responder

    Hola Juan, aun le falta ir madurando las ramas y que algunas de ellas se mantengan sin alambres. Tengo que repasar la madera y abrir nuevos Sharis.
    Pero tiempo al tiempo.

  8. Pingback: La sabina que vino de Galicia, tercera parte. - Escuela Bonsai Valencia

Responder

*