logo

Primeros pasos en una Sabina

La sabina que os muestro a continuación, la compre en Jardín Moyogi, propiedad de Pascual Cosa, durante el Congreso Nacional de Bonsái, celebrado en VillaReal en 2010, fui con Pedro Caparros y Juan de Dios, compañeros ya desde hace unos años de la Escuela Bonsái Valencia.
Ese día buscaba una sabina de precio asumible, y sobre todo que no tuviera ningún trabajo realizado, el objetivo de la Sabina, era para aprender, y veía absurdo, aprender con un ejemplar de mucho mas nivel o mucho mas caro, al menos en ese momento.
Por eso compre este árbol, vamos a ver si he aprendido algo o no.

 

Octubre 2010.
Esta es la información, que me proporciona Pascual costa:
Su origen es yamadori, se recupero hace tres años (2007) y desde entonces, no se le a hecho ningún trabajo y tiene bastante de tierra de campo.
Tras esto, tengo que añadir que, en mi opinión por lo que he visto y por lo que pesa la maceta, pese a ser de plástico, creo que casi todo es tierra de campo.
Al llevarla a casa empiezo a estudiarla, para ver que se podría hacer con ella….cual podría ser el frente, su ángulo de plantado y como modelar la ramificación.

Lo primero lo que hago es eliminar las ramas secas  y empezar a limpiar la madera para buscar la vena viva.

Continuo descubriendo un poco las raíces para comprobar su estado, descubro que el tronco se alarga hasta el otro extremo de la maceta es por eso que el árbol se encuentra plantado en un extremo.

No he querido hurgar mas, pq he visto que hay cantidad de raíces, y ya tendré tiempo de hacerlo, pues en el próximo transplante, gran parte del tronco tendrá que ser eliminado.

Aquí muestro un un primer esbozo, de lo que me gustaría llegar a conseguir.
Enero 2011. Primer Modelado By Gabi Romero.
La llevo al taller con Gabi, para seleccionar uno de los bocetos que he dibujado, y al final nos decantamos por un semicascada.
Antes de empezar a trabajarla, Gabi me comenta el árbol debe tener algún tipo de hongo, pues no esta lo fuerte que debería y es por eso que se han puesto marrones algunas puntas y se están secando.
Empiezo el trabajo marcando la vena viva y limpiando la madera muerta con la ayuda de un cepillo de púas de metal y agua, falta aplicarle una pasada de sulfocalcio.
Continuo limpiando las axilas, para a continuación alambrar las principales ramas.
Coloco un tensor en la rama con la que formare la semicascada para bajarla y al mismo tiempo acercarla al tronco.

Luego es Gabi, quien le da el primer modelado, y posiciona las ramas, una vez hecho esto me comenta que la rama que actualmente sale hacia detrás del actual frente, la eliminaremos pues queda fuera del diseño, y además así quedara mas ligera el punto desde el cual nacen la mayoría de ramas.
Transplante obligado para marzo.

Marzo 2011.
Ha llegado el momento de realizar el transplante, saco el árbol de la maceta de entrenamiento y elimino el viejo substrato que todavía tenia tierra del campo y volcánica.
Limpio las raíces con agua a presión, y aparece un trozo de raíz gruesa completamente llena de raíces finas. Esta raíz gruesa ha sido el motivo por el cual el árbol estaba plantado en un lateral de la maceta.
Gabi decide cortar solo el extremo de la raíz gruesa (un tercio de la misma) dejando para el siguiente transplante eliminar el resto y acortar su longitud.
Lo podríamos haber cortado todo ya en un primer momento, pero no es necesario estresar al arbol demasiado, además no vamos a plantar el árbol ya en un tiesto, asi que lo cortaremos ese tramo en un próximo transplante.
Plantar en árbol en la misma maceta de entrenamiento, lo coloco en su nueva posición de plantado, en estilo semicascada, y añado una mezcla de akadama y pomice de grano grueso, a continuación fijo bien el árbol para que no se mueva y añado el resto de substrato.
Septiembre 2011.
Desde que la transplanté, no la he tocado, la he dejado que se recuperara y que fuera cogiendo fuerza de cara al primer modelado, que espero sea ahora en el próximo taller.
La brotación que ha sacado desde entonces es muy buena, y muy compacta de un color verde que no tiene nada que ver con lo que era antes del transplante.
Además los diferentes tratamientos contra los hongos han funcionado con éxito.
Así que me decido a prepararla para el taller con Gabi.
 
 

Por el momento lo único que hago es quitarle todo el alambrado, para ver si las ramas mantienen la posición que les dio Gabi.

Toda la ramificación mantiene su nueva posición a la perfección,  incluso en algunas ramas el alambre se había empezado a marcar.
Octubre 2011. Segundo Modelado By Gabi Romero.
Ha llegado el día del taller, y tengo muchas ganas de empezar a ver algo interesante en esta sabina.
Se la muestro a Gabi y me manda limpiarla completamente, primero eso si me marca los pasos a seguir, vamos los mismos que cuando se limpia un itoigawa

Hay que ir eliminando todos los brotes viejos y de la nueva brotación pinzar únicamente los brotes mas fuertes para estimular que brote por detrás con mas fuerza.

Y también para que deje pasar mejor el sol  y el aire al interior del árbol, lo que favorecerá la aparición de nuevos brotes.
Una vez hecho este trabajo, el maestro me comenta que la tengo alambrar completamente, pero antes de esto me sorprende y me corta la rama con la que tenia pensado hacer la copa.

Simplemente dice “Sobra”.

Me da solo un par de instrucciones, alambrar todos hasta la ramificación mas fina, y alambrar la rama que sale hacia detrás, en el sentido de las agujas del reloj y me mira con cara de poker.
A veces las miradas bastan…

Así que me pongo manos a la obra y alambro y alambro, y alambro… durante el alambrado voy eliminando parte de las ramas que no me interesan, pq parten dos de un mismo punto.

Como todos mis compañeros se han ido a comer, me propongo colocar la ramificación y esperar a que el maestro haga los retoques necesarios.
Lo mas complicado es mover la rama trasera, llevarla hacia delante y hacia arriba, pero coloco un tensor y mas o menos consigo mi objetivo.
La foto de arriba, es con el ángulo de plantado bueno, esta segunda es una alternativa, que luego será descartada.
Ahora le toca el turno al maestro. Observa como he modelado el árbol y colocado las ramificación y le parece bien, pero…. quita el tensor, lo coloca en otro punto y esta rama la retuerce todavía mas, tanto que rompe en un par de puntos, pero según Gabi esto no tiene mayor importancia, un poco de propóleo y arreglao.

Luego vuelve a colocar parte de las ramas mas pequeñas que yo ya había colocado y como siempre le da su toque.

Sobre todo la zona del ápice, que siempre se me atraganta.
El resultado final es muy bueno y tiene un bonito futuro por delante.
Frente:
Trasera:
Obviamente no será un árbol espectacular, pero esta sabina la compre, con un único objetivo, saber cultivar y saber manejar esta especie, y lo estoy consiguiendo.
De todos modos ya veremos como evoluciona.
Julio 2012.
Tras un invierno y primavera donde la he dejado crecer y la he abonado con todo lo que tenia por casa, el resultado de mis cuidados salta a la vista.
Se le ve muy sana y con muchísima fuerza, así que vamos a meterle mano.

El objetivo ahora mismo, es retrasar el verde para compactar lo que será la copa.

Para ello voy a pinzar completamente toda la nueva frotación, esperando que los nuevos brotes salgan mas atrás, de este modo intento retrasar el volumen de verde.

Además las ramas que ya tienen algún brote maduro mas retrasado que su masa de verde, las podo para volverla formar la rama con ese nuevo brote.

Siguiente paso, consiste en volver a marcar la vena viva, pues en algunos puntos de la base del tronco la vena se había retirado un poco y tengo que volver a delimitarla, además repaso todo el tronco limpiándolo de restos de corteza y suciedad, para luego darle un par de capas de polisulfuro de cal.

Aquí podemos ver el árbol tras este nuevo trabajo, lo que serán las ramas principales ya se empiezan a visualizar correctamente.

Al podar y pinzar la nueva brotación, empiezo a apreciar la silueta que busco en el árbol.

El resultado me gusta.
Octubre 2012.
Tras quitarle el alambrado, se ha desmelenado y parece que ha perdido ligeramente el diseño, o mejor dicho, ha perdido la silueta, pq las ramas principales y las secundarias están en su lugar.

Pero de todos modos, en breve de nuevo vuelta a empezar, limpieza de nuevo de axilas y alambrado completo, esta vez dirigido a ir colocando la ramificación mas fina.

Pues hasta aquí el trabajo con esta sabina…. todavía le queda mucho trabajo por delante, un transplante a un tiesto adecuado, continuar compactándola y…. tiempo al tiempo.
Que ha cumplido con creces su función, aprender.
Lo mas importante que he aprendido es a cultivar, un buen cultivo me ha permitido en solo 2 años empezar el camino del bonsai.
Cuando la adquirí llevaba 3 años en maceta, y ya habéis visto su aspecto tras 2 años de buen cultivo el cambio ha sido notable.

Esta sabina esta disponible para cambio o venta, interesados contactar por mail:
algicor@gmail.com

  1. puersbonsai Responder

    gran trabajo y cultivo ,enhorabuena e servirá de ejemplo gracias por compartir un saludo

  2. Jose Antonio Responder

    Buen trabajo, cuentanos un poco lo del tratamiento para los hongos, porfa.

  3. Marc Gesali Roca Responder

    Buen trabajo, esta sabina me suena de algo…! =)

    un saludo.

    (marc_reus)

  4. Hayato Responder

    Muy bueno, asi deberian estar explicadas muchas de las cosas que se ven en un blog.
    Me interesaria seguir la evolucion de esta sabina, ya que compre una en un vivero de mi ciudad y para la gente que como yo empezamos en este arte es importante, gracias.

  5. Pedro Caparrós Responder

    Alberto muy buen trabajo, como dice Jose Antonio, podías dar una pequeña explicación de como trataste el problema de hongos.
    Un Saludo
    Pedro caparrós

  6. Alberto Gimeno Responder

    Gracias Puers, si te sirve de algo ya hemos alcanzado parte de nuestro objetivo.

  7. Alberto Gimeno Responder

    Hola Marc, ahora ya la has visto desde pequeñita.
    Estamos en contacto.
    Si te interesa, hablamos.

  8. Alberto Gimeno Responder

    Hola Hayato, me alegro que te guste el articulo, eso quiere decir que vamos por el buen camino.
    Si la sabina sigue en mi colección, en unos meses veremos como evoluciona.

  9. Alberto Gimeno Responder

    Jose Antonio, Pedro, gracias por vuestros comentarios.

    Respecto al tema de los hongos, pues he tratado con Alial y Previcur, rebajando un tercio las dosis del fabricante, pero aumentando la frecuencia.
    Cada 10 días, aplico un producto, hasta que es evidente que los síntomas de los hongos han desaparecido.
    Llegados a este punto, reduzco la frecuencia a 20 días.

    Bueno, esto es como me ha funcionado a mi, en las condiciones de mi terraza que tiene sol todo el dia.
    No quisiera que lo tomarais al pie de la letra, pq no soy ningún experto, solo os respondo a lo que me habéis preguntado, y los resultados que yo he obtenido.

  10. Juan Liñares Responder

    Para haber sido la primera sabina que has tenido en tu colección la verdad es que pareces haberle cojido el punto al cultivo. Se ha puesto espectacular de vigorosa que está. Felicidades.

    Un saludo
    Juan Liñares

  11. Gumer V. Responder

    Muy buen trabajo, muy bien explicado y muy didáctico. Suerte con esa sabina, aunque viendo como la cultivas no creo que la necesites.

    Un saludo.

  12. Alberto Gimeno Responder

    Pues si Juan, esta es mi primera sabina, la adquirí únicamente para aprender a cultivarla, parece ser que lo he conseguido.
    Sol, agua, abono en dosis y aplicaciones adecuadas han dado sus frutos…
    Las nuevas piezas de Sabina que he ido adquiriendo ya son otra cosa 😉

  13. Alberto Gimeno Responder

    Hola Gumer, bienvenido al este Blog.
    Gracias por tu comentario y me alegro que te guste nuestra manera de contar nuestros trabajos.
    La suerte siempre es de agradecer, así que no hay que esquivarla.

Responder

*