logo

El tejo de Calderon

Volvemos a la carga con un nuevo tejo, esta vez el tejo es propiedad del amigo Calderón.
Es un tejo de vivero, de la misma partida que otros tejos que ya hemos presentado en el blog.
 
 
Este lleva camino de convertirse en un interesante shoin, aunque le quedan unos añitos de formación, el diseño definitivo ya está decidido y ahora solo hay que ir quemando etapas,  ganando volumen y refinar ligeramente los trabajos de madera seca.
 
Vamos a ver como lo ha ido trabajando y como está a día de hoy.
 
Septiembre 2011
En un caluroso día Agosto del 2011, se adquirió este tejo con la intención de empezar  a trabajarlo en los talleres de la Escuela.
El ejemplar, tenía unos cuantos defectos que se tenían que corregir, el primero que llama la atención es esa enorme y fea raíz. 
 
De aspecto estaba fuerte y con mucha ramificación, se nota que no se ha trabajado últimamente.

Ya en el taller con Gabi, todos coincidimos en lo mismo, esa raíz era fea y antes o después habría que eliminarla, pues no entraba en ningún diseño, además que era fea, jejejeje.

 

Lo primero fue la decisión del frente, y como no podía ser de otro modo, en el frente más interesante, la fea raíz quedaba justo en primer plano.
 
Tras realizar una selección de ramas, y sacar la podadora a pasear, el árbol se queda con la estructura de ramas primarias, con las que formaremos el esqueleto del árbol.
En las ramas que hemos cortado, hemos dejado intencionadamente un toco, que posteriormente pelaremos y convertiremos en Jin.
Por último, alambramos un par de ramas, y la rama que ahora le va a dar continuidad al tronco.
El resultado, visto ahora mismo no es del todo, esperanzador, pero ya vamos conociendo esta especie y sabemos que reacciona muy bien a los trabajos tan agresivos, así que se recuperara pronto y podremos continuar con sus trabajos.
 
 
 
 
 
Marzo 2012
Teníamos pendiente desde su compra un transplante, pq el substrato donde venía plantado era muy malo. 
La mezcla que contenía corteza de pino, y otras cosas raras, que utilizaban en las mezclas de substrato en el vivero de dónde provenía este tejo.
Sacamos el árbol de la maceta de entrenamiento de plástico y con unos palillos vamos deshaciendo la masa de tierra y raíces, hasta quedarnos con cepellón pequeño. Durante este proceso hemos eliminado las raíces gruesas, dejando únicamente las más finas que son realmente las que nutren el árbol.
Preparamos una nueva maceta de entrenamiento, esta vez de terracota, y una nueva mezcla muy drenante, en esta fase de cultivo vamos a usar esta 50% pomice y akdama.
 

El sustrato es Akadama y pomice con un poco de kanuma

Con ayuda de unos alambres de aluminio, se fija con fuerza el árbol a la maceta para evitar que se mueva, y listo a recuperarse.
 
Durante el próximo año vamos a dejarlo tranquilo, que se recupere del transplante y que brote con fuerza.
 
 
 
 
Diciembre 2013
Ya ha pasado bastante tiempo desde el transplante y el árbol había reaccionado bien, un par de brotaciones después, presentaba una salud excelente, así que era el momento de meterle mano.
Durante este tiempo, la fea raíz, se había pelado y dejado en que fuera secando la madera, ahora había llegado el momento de rebajarla y darle un aspecto más natural.
Y aprovechando un taller con Luis Vila, empezamos a trabajar la madera.
Lo primero rebajamos el tocón de madera, con varias fresas y luego con gubias y unas tenazas, le vamos dando un aspecto más natural.
 
Una vez que hemos terminado con la raíz, pasamos a trabajar el tocón de la parte superior, lo que anteriormente fue la continuación del tronco.
Esta vez vamos a hacer todo el trabajo manual, así que gubias en mano, vamos quitando tiras de madera. Nos ayudamos de una maceta de madera, para trabajar mejor.
Hay fotos que mejor no comentarlas….

 

Cuando terminamos el trabajo, le pasamos un soplete a toda la madera para quemar las hebras de madera que hayan podido quedar, y secar más si cabe la madera, así acelerar el proceso que hará que vaya craqueando la madera y adquiriendo un aspecto más maduro.
 
El resultado empieza a ser muy interesante…
Una pausa para comer con el resto de compañeros, que todavía queda trabajo por delante.
 
Y tras la barbacoa, toca meterle mano a la ramificación……
Alambramos toda la ramificación, con especial atención a la parte derecha del árbol, donde, tenemos una rama un poco más gruesa, que tenemos que enrafiar y colocar un pequeño tensor para bajarlo un poco.
El diseño del árbol ya está en caminado, ahora a madurarlo y mejorarlo todo lo que este en nuestra mano.
 
Vamos a tener que cuidar esa vena viva que se aprecia desde el frente, ya que hemos delimitado bastante la zona viva a su alrededor.
 
 
 
 
Febrero 2014.
En unas de las quedadas de trabajo que solemos hacer los viernes por la tarde, pusimos en marcha un nuevo método de trabajo.
Poner el árbol a trabajar en un lugar central, y cada uno de los asistentes debía hacer una crítica sobre el trabajo a desarrollar en el árbol…fue una experiencia muy didáctica, divertida y que seguimos usando.
Aunque podía estar otro año, o incluso un par más en la misma maceta, Calderón se inclina por transplantarlo para cortar una raíz gruesa.
Es increíble el cepellón de raíces, que ha formado en solo 2 años.
 
Con ayuda de los palillos, se deshace completamente, y queda al descubierto la raíz que vamos a cortar, pues ya ha emitido raíces finas por la parte trasera, que es con lo que nos vamos a quedar.
 
Preparamos de nuevo la misma maceta, con la misma mezcla que usamos la vez anterior y que nos ha ido muy bien, Akadama y pomice con un poco de kanuma.
Lo sentimos pero no tenemos fotos del fin del trabajo.
 
Y mientras tanto el resto a seguir currando….
 
 
 
 
Junio 2014.
Han pasado ya unos meses desde el transplante, y el árbol ha respondido bien, parece que no se ha resentido en absoluto del transplante, pues su brotación ha sido abundante.
El único problema que hemos sufrido, es que ha secado la vena viva que se veía desde el frente, quisimos crear un nuevo pequeño shari para darle un poco mas de movimiento a la vena viva y se nos fue la gubia, dejando solo 1cm de vena viva, pese a que le pusimos pasta selladora, el corte termino secando la vena.
En el momento que pelamos la vieja vena viva, aprovechamos para aplicar una primera capa de polisulfuro de cal.

Ahora tenemos lo tenemos así, y vamos a realizarle un ligero pinzado, de los nuevos brotes, para forzar una nueva brotación e ir ganando volumen.

Al mismo tiempo, repasaremos el alambrado, por si hay alguno que tenemos que quitar porque se estuviera clavando.
Y esto ha sido todo, así tenemos el árbol ahora. 
 
 
A partir de ahora, y con el diseño encaminado, nos vamos a centrar en su cultivo y como ya hemos dicho en ir madurando la ramificación.
Espero que os haya gustado esta nueva entrada.
 
 
 
 
 
Volvemos a recordar a los lectores que nos sigue, que hemos cambiado la dirección.
  1. pascual melero Responder

    gracias por darnos tan mascados estos artículos tan amenos y sencillo de entender , me gusto mucho este tejo en el ultimo trabajo que le realizo calderon con luis ..

  2. jesusbonsai Responder

    Los tejos, son los tejos…

  3. Calderon Responder

    Gracias a ti Pascual por seguirnos, la verdad es q es un gusto poder compartir todos los trabajos que se hacen.
    Jesús, como tu dices, los tejos son los tejos, a mi particularmente me gusta mucho esta especie, son muy agradecidos con los trabajos, este en particular en su inicio no me decía mucho pero poco a poco con los trabajos me di cuenta q podía quedar un bonito shohin.
    Un abrazo

Responder

*