logo

Acodo a mi manera…

Hola, os voy a mostrar la evolución de un Olmo Nirekeyaki que tengo plantado en una maceta de jardinería bastante grande Se trata de un olmo que plante de esqueje ya hace unos años, allá por 1995 me parece que fué, si no recuerdo mal. Mi idea era hacer un bonsái, bueno mejor dicho un árbol podado por capas como los que se ven en Japón, para la decoración de mi terraza.

El esqueje agarró muy bien, y en pocos años, lo fui formando más o menos como quería.

El olmo es un árbol que plantado en el suelo o en una maceta grande se desarrolla muy rápido

En estos años ha alcanzado más de dos metros. De él he sacado numerosos esquejes, y he hecho toda clase de experimentos y “perrerías”.

 

 

Bueno, pues eso, os cuento una de ellas.

Resulta que la parte final del árbol “madre”, me gustaba bastante como estaba quedando…pensé que si le hacia un acodo casi se quedaba un bonsái hecho.

La técnica del acodo aéreo es fácil y no tiene mayor complicación y con ello obtenemos una réplica exacta del árbol madre en un tiempo relativamente corto.

Además, con este método se consiguen plantas gruesas y con el nebari en el lugar seleccionado previamente por nosotros.

En bonsái el acodo es muy utilizado para corregir defectos, tales como un sistema radicular defectuoso o acortar la altura de un árbol por tener las ramas muy altas.

Supongo que para muchos de vosotros este tipo de técnica, la tendréis más que oída y superada. No pretendo descubrir la pólvora, ni dar lecciones a nadie ni nada por el estilo, solo quiero contaros mi experiencia y si a alguien le viene bien, pues estupendo.

Aquí vemos la planta desde un ángulo inferior.

 

Primero quitamos todas las ramas que nos estorben de la zona del acodo.

Marcamos con rotulador dos líneas que delimiten la parte de arriba y debajo de la zona a “pelar”, para así ser precisos a la hora de realizar el corte del acodo. También se debe tener un poco de visión de futuro, y realizar ya el corte superior del acodo con la inclinación en la que queramos que salga el futuro nebari, teniendo en cuenta o haciéndose la idea de como nos gustaría que fuera nuestro nuevo bonsái, inclinación, frente, disposición de las ramas y demás. Nos podemos ayudar haciendo un dibujo.

Cortamos con cuidado un anillo de corteza lo suficientemente grande para interrumpir el paso de savia. Más o menos igual o un poco mayor al calibre del tronco donde vamos a practicar el corte. Se rasca fuertemente todo el cámbium hasta llegar a la madera. Esto es muy importante pues si se queda algo de cámbium y no se interrumpe el paso de savia, pues eso, que la planta pasa de emitir raíces y se nos fastidia el asunto.

 

 

Una vez tengamos el corte hecho correctamente, se aplican hormonas de enraizamiento, esto no es una cosa obligatoria, pero yo os cuento como normalmente lo hago .

Como decía se aplican las hormonas, en el corte superior, que es donde tiene que salir el callo o corteza por donde salga el nuevo nebari.

A modo informativo os digo que este callo que se provoca se llama etiolación o etiolado que es la capacidad de modificar de los tejidos vegetales verdes (con cloroplastos ) en tejidos sin cloroplastos, blancos y muy semejantes a las raíces.

Etiolar una parte de una planta, es decir, una rama o brote: Consiste en privar de la luz un trozo del tallo de una rama verde, esperar a que pasen unos meses, al ser verde, crece y el trozo que no tiene luz pierde los cloroplastos, se blanquea y etioliza, emitiendo a veces primordios radicales en forma de puntitos blancos, que no son otra cosa que raíces.
(Esto lo se de muy buena tinta por que me lo ha dicho mi primo google… Más majo).

Se tiene que ser limpio a la hora de realizar todas estas operaciones, cuchillas bien afiladas..etc.. incluso a mi me gusta limpiar toda la zona del acodo con un cepillo y un poco de agua jabonosa. Las manías no las quitan los médicos…

Después de que hayamos aplicado las hormonas, yo le pongo un poco de papel higiénico, solo una capa.. y dejo secar un poco, para que así las hormonas se queden bien pegadas al corte. También se puede utilizar hormonas en forma de gel, es un gel pegajoso, que no se desprende al regar, yo no las he utilizado nunca, pero por lo visto funcionan muy bien, aunque resultan más caras.

Seguidamente aplicamos el musgo de fibra larga, el cual (otra manía…) lo he tenido a remojo un rato, con un poco de fungicida, (previcur) y un poco de hormonas en polvo disueltas en agua.

Primero las hormonas… el papel…luego el musgo…

 

 

Se va poniendo el musgo alrededor del corte poco a poco, se hace una pelota más o menos compacta. La maceta que voy a utilizar es una no muy grande 15cm de diámetro, de color negro de las de que se suelen usar en jardinería normalmente.

Ya la tengo preparada y previamente a hacer el corte en el árbol, he comprobado que acopla perfectamente. La coloco con cuidado de que no se caiga el musgo, cerramos la maceta cosiéndola con alambre, y ya me dispongo a introducir el sustrato. La tierra que pongo en está ocasión, es volcánica muy fina, la que normalmente cuando cribo, reservo para plantar mames o plantas de acento (ojo, el polvo no).

 

 

 

Cuando tengo llena la maceta, me espero a regar unos tres cuartos de hora, más o menos, no riego inmediatamente para que las hormonas se queden bien pegadas al corte.

En la siguiente foto se puede ver más o menos el tamaño de la nueva planta, unos 50cm.

Me aseguro de que todo el conjunto está correcto, en su sitio y bien sujeto.

Sello los corte de las ramas, que corte al principio,para evitar posibles infecciones.

No le tiene que faltar la humedad, y bueno ya solo queda esperar a que todo funcione bien.

A finales de invierno, y después de comprobar, destapandolo un poco, que tenia raíces, lo corte y lo he plantado en un tiesto de entrenamiento, para continuar con su cultivo.

Aquí os dejo unas imagenes a fecha de hoy mismo.

 

 

Espero que os haya gustado y no haber aburrido mucho.

Publicado por Pedro Caparrós.

Un saludo.

Perdón se me paso por alto.

A mi los acodos me gusta hacerlos cuando el paso de savia es total, y está la planta en pleno crecimiento. En el caso de este olmo fue a principios del mes de Junio del 2010, y lo separe cuando empezó a mover, últimos de febrero, más o menos.

Como si de un trasplante normal se tratara, o sea cuando hincha yemas. Aqui en Valencia suele ser por esas fechas o incluso antes.

  1. Alberto Gimeno Responder

    Buen trabajo Pedro, solo una cosa, podrias indicar en que periodo empezaste el acodo, es decir, cuando cortaste el flujo de savia y cuanto tiempo has esperado para cortar el acodo?

    Bueno, poco a poco vamos a crear un blog de categoria!!!

  2. AM Responder

    Enhorabuena! una asignatura pendiente los acodos… jejejej así que ya me habeis dado ideas de nuevas cosas a praticar!

    un saludo

  3. Jose Antonio Responder

    Buen trabajo, por cierto, si vas a tirar el resto, dimelo y me lo llevo yo 😉

  4. J. L. Oliver Responder

    Muy muy bueno Pedro, ya era hora de despejar dudas sobre los acodos.

  5. pedro Responder

    Gracias a todos por los comentarios.
    Un saludo.
    Pedro.

  6. Juanjo Responder

    Eres un crack, muy didactico.
    Teneis un buen blog.
    Un saludo.

Responder

*